Cuidado, los fuegos artificiales pueden ser peligrosos

Cuidado, los fuegos artificiales pueden ser peligrosos

Durante la época decembrina, los fuegos artificiales se han convertido en una tradición festiva para muchas familias alrededor del mundo. Sin embargo, es crucial utilizar este colorido recurso de manera responsable y segura, ya que su mal uso puede tener consecuencias graves.

A continuación, presentamos algunas recomendaciones para garantizar un uso seguro de los fuegos artificiales y algunas estadísticas recientes:

 

Supervisión de adultos: Los fuegos artificiales deben ser usados únicamente por adultos o bajo la supervisión directa de uno. Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el 44% de las lesiones relacionadas con fuegos artificiales ocurren en niños menores de 15 años debido a la falta de supervisión adecuada.

 

Evitar el consumo de alcohol y sustancias: Es fundamental abstenerse de usar fuegos artificiales si se ha consumido alcohol u otras sustancias. El 26% de los accidentes con fuegos artificiales están relacionados con el consumo de alcohol, según el informe de seguridad de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA).

 

No intentar encender fuegos artificiales fallidos: Nunca trate de volver a encender fuegos artificiales que no hayan funcionado en el primer intento. Espere al menos cinco minutos antes de acercarse y sumérjalo en agua antes de desecharlo, siguiendo las pautas de seguridad de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

 

Preparación para emergencias: Tener un extintor de incendios o una fuente de agua cerca es esencial en caso de emergencia. Según el Consejo Nacional de Seguridad (NSC), el 30% de los incendios causados por fuegos artificiales se podrían haber evitado con el uso de un extintor adecuado.

 

Ubicación segura: Elija un lugar abierto y despejado para encender los fuegos artificiales, lejos de áreas con materiales combustibles o vegetación. Además, mantenga una distancia segura una vez que se enciendan los fuegos artificiales para evitar lesiones. La NFPA afirma que el 55% de las lesiones por fuegos artificiales involucran quemaduras en las manos y los dedos.

 

Almacenamiento adecuado: No almacene fuegos artificiales en su hogar. Guárdelos en un lugar seguro y fresco, evitando la exposición directa al sol y cambios bruscos de temperatura para prevenir posibles accidentes.

 

Atención inmediata en caso de quemaduras: En caso de quemaduras, aplique agua fresca y no friccione la zona afectada. Busque atención médica de inmediato, ya que las quemaduras por fuegos artificiales pueden ser graves y requerir tratamiento especializado.

 

Recuerde, celebrar con fuegos artificiales puede ser emocionante y hermoso, pero es responsabilidad de cada persona asegurarse de que se utilicen de manera segura y consciente para evitar lesiones y accidentes. ¡Tenga unas festividades decembrinas seguras y llenas de alegría!